OneLifeTop Leaders

El Caracter Se Forja Antes Que Cualquier Cosa: Oscar Cometa Y Adriana Boada, Ejemplos De Vida.

555views

En esta semana queremos demostrar como una pareja de esposos teniendo empleos con excelentes salarios, en una industria tan poderosa como lo es la financiera, deciden abrirse camino en la industria del MLM, teniendo en su corazón el anhelo por disfrutar su pequeña Sara Valentina. Así, en la siguiente entrada de blog reconocemos a esta pareja líder latinoamericana que, con un objetivo en su mente y aún más en su corazón, tomaron rumbo en un nuevo vehículo que les abrió increíbles puertas, los diamantes Oscar Cometa y Adriana Boada, colombianos de un carácter inigualable.

El liderazgo de estos esposos viene en su sangre, gracias también al ejemplo de sus padres, quienes son el mejor ejemplo de su constancia, disciplina, integridad, honestidad, su devoción por su trabajo y por apoyar a muchos más a conseguir sus objetivos. Todas estas virtudes se las regalaron a sus hijos, quienes hoy han impactado miles de vidas, generando confianza y esperanza para muchos que creen en su ardua labor. Oscar, este compañero firme en nuestra compañía, nos comparte que su gran pasión en este proyecto OneLife y la industria del network marketing es la posibilidad de inspirar a otros y ser su apoyo total, del trabajo en equipo y de que, esos equipos que crean, se convierten finalmente en familia.

Sin embargo, a pesar de que es su gran pasión, fue muy difícil para él empezar. Nuestro hermano nos comenta como fue el proceso de salir de la industria tradicional donde tenía condiciones realmente cómodas, un trabajo en una industria poderosa como lo es la bancaria con un salario que le permitía una vida tranquila al lado de su familia. Supuestamente todo estaba genial. Pero un día, precisamente en un entrenamiento, le hicieron una pregunta que le quedo resonando en su cabeza. Le preguntaron si todo lo que él quería alcanzar lo podría lograr en donde él estaba, y su respuesta de inmediato fue “es muy difícil”. Una de las cosas más importantes que no estaba teniendo era tiempo de calidad al lado de su familia, y sabía que cuando se ausentaba tampoco era que estuviese construyendo mucho futuro para ellos, sino una eternidad de trabajar y, posiblemente, una pensión futura si contaba con suerte. Desde ahí comenzó a entender que necesitaba otro vehículo para conseguir sus sueños y compartió esta idea con su esposa, la cual poco tiempo después se unió a su visión.

Con 11 años en el sector financiero de una reconocida empresa colombiana, era todo un ejecutivo de portafolio de grandes compañías, pero no era completamente feliz. Su primer año como networker fue de mucho aprendizaje, fue una escuela para él, arduo trabajo y una carrera, no de velocidad, sino más bien de resistencia. De algún otro modo llega al proyecto en el que hoy se destaca como un Diamante Latinoamericano con grandes logros y un trabajo impecable e implacable. En donde ya no se empleaba por sobrevivir, sino que actuaba con amor por su proyecto de vida.

Adriana Boada su esposa, también perteneciente antes del MLM al sector financiero, decide acompañar a su esposo en esta aventura de vida, que cambiaría por siempre el futuro de su hogar. Hoy, ambos felices declaran como han podido cumplir sus sueños y los de su hija, dedicando tiempo de calidad al crecimiento de su pequeña. Disfrutan con total admiración, por ejemplo, de ver como Sara Valentina está dando sus primeros pasos como bailarina de ballet en su academia. Ese tipo de cosas no tienen ningún costo y ambos agradecen a esta industria el poder permitirle esto a su pequeña.

Es un orgullo para nosotros tener un compañero como Oscar, todo un diamante de trabajo duro, apasionado por su labor. Lo sabemos porque vemos como disfruta el ver que su audiencia, publico, equipo o quien lo vea en sus entrenamientos, puede ser tocado con esperanza, pueda entender que pueden crear un futuro increíble con determinación y acción. Él se considera todo un líder de acción, es uno de los compañeros que nunca para, que permanece de gira, acompañando a su equipo hasta el rincón más recóndito en donde se esté desarrollando su negocio.

Esta pareja de esposos trabaja de la mano, inculcando a su equipo el ser hombres y mujeres de total integridad, honestidad y acción. Integridad en el hacer las cosas correctas sin mirar un beneficio personal sino uno colectivo. Aportando a las personas de una manera genuina para que todos puedan crecer y que, además, esto se vea reflejado en un trabajo coherente con su sentir y pensar, de mucho sacrificio y empeño. Total honestidad para con todos, así como ellos nos comparten que “lo que siento, lo digo y lo hago”. Finalmente, ser hombres y mujeres de acción porque nada llega de la nada, todo se trabaja honradamente y no podemos esperar que, simplemente, los resultados aparezcan. Ésta última, siendo la característica más fuerte que, a su parecer, los define en su camino al éxito.

Caminando de la mano, juntos, encontraron muchas respuestas en el camino de la espiritualidad. Ambos han aprendido que este tema es fundamental para el empoderamiento en cualquier área de sus vidas. Han adquirido su conocimiento espiritual de su creencia y también, de libros, audiolibros y líderes en este campo, pero consideran que el manual de vida y de liderazgo más importante es: la Biblia. Recomiendan, de igual forma, otros excelentes libros como: “Los 4 Acuerdos” de Miguel Ángel Ruiz Macías, en el cual destacan el acuerdo -no te tomes nada personal- y explican que la vida siempre te esta enseñando. Por otro lado, “El Hombre Que Vendió Su Ferrari” de Robin S. Sharma, y determinan que no apegarse a los temas materiales hace sus vidas más livianas. Resaltan también que nuestro bolsillo crece según nuestro nivel de crecimiento personal.

Como se puede ver, esta pareja dedica considerable tiempo a un entrenamiento constante, y nos aclaran que, de esta manera, forman su carácter. Apoyan totalmente la visión de Stephen Covey, cuando decía en su libro “Los 7 Hábitos De La Gente Altamente Efectiva”, que el carácter siempre determina el éxito de una persona.

Todo su conocimiento lo comparten con su equipo, saben que para tener uno sano, debe entrenarse en muchas áreas de la vida: en lo personal, en el ego y el conocimiento del negocio entre otros. Y siempre les insisten en que todos somos responsables de las decisiones que tomamos y, así mismo, del futuro que creamos tomándolas. Esto lo han aprendido alguien a quien consideran un gran mentor, John Maxwell. Una de sus casi rituales por ley antes de iniciar una reunión o entrenamiento, es abrir el espacio para que puedan limar asperezas por así decirlo, generando un ambiente de armonía, que les permite un mejor enfoque.

Finalmente, Oscar nos confiesa que le encanta escuchar a diario audios espirituales y de crecimiento como método para enriquecer su ser y empedrar su vida. Además, está su gran gusto por el canto, y hasta fue estudiante de técnica vocal durante dos años. Le apasiona la infraestructura de Londres, ciudad que anhela visitar pronto y aunque está ya emocionado porque podrá, como recompensa a su Diamante, conocer Dubái, un sueño que cumplirá gracias a este gran proyecto OneLife. Además, también desea conocer Tierra Santa y Egipto, por su peso histórico, sabemos que con su entrega y dedicación será un hecho.

Oscar Cometa y Adriana Boada, grandes líderes latinoamericanos que tienen mucho camino por delante y un ejemplo incalculable para muchas otras parejas. Hoy se destacan por su entrega total y el premio de sus resultados, y a todos les comparten que así lo pueden lograr. Su recomendación es que trabajemos fuertemente en 3 aspectos fundamentales de nuestras vidas: espiritual, el cual es un soporte fundamental, emocional, tus relaciones interpersonales permiten un equilibrio que te dará felicidad, y físico, cuida tu salud porque tu cuerpo el templo para lograr todos tus objetivos.

This post is also available in: Inglés Francés Italiano

Leave a Response